Yo soy la protagonista de mi parto

Me encantaría decir que la atención al parto en España es respetuosa y humanizada de forma general, pero la realidad es que todavía nos falta mucho que mejorar. Estamos en el camino, es una revolución lenta pero imparable, pero como toda revolución ha de ser todos juntos, luchando por un bien común. De nada sirve…