De la “horita corta” y otras historias

Imagínate esta situación:

Llevas 9 meses tirada en un sofá, tranquila y arropada por tu manta preferida que te mantiene bien calentita, pero llega tu mejor amiga y te dice que hoy mismo subiréis el Teide.

Nada menos que 3718 metros de altura!  Y te preguntas: ¿seré capaz?

Empiezas con mucha fuerza, pero a medida que pasa el tiempo te vas cansando y necesitas parar para recuperar oxígeno y poder seguir.

– Amiga! necesito parar un momento para recuperar el aire.

– Y tu amiga responde: tranquila, paramos un momento. Bebe un poco de agua y saca un par de fotos, cuando quieras seguimos que no hay prisa.

Continúas el ascenso, pero cada vez estás más cansada y necesitas parar más veces para recuperar el aire.

– Ay… que cansada estoy. ¿Paramos otra vez?

– Sin problema (responde tu amiga), descansa y admira el paisaje que hemos venido para disfrutar. Tranquila que poco a poco llegaremos a la cima y te prometo que cuando veas las vistas desde arriba, todo este esfuerzo habrá merecido la pena.

– Gracias amiga!

Continúas poco a poco, parando las veces que necesitas y gracias a que tu amiga ha respetado tu ritmo de ascenso, de pronto te encuentras en la cima!

Ahora imagina esta situación:

 Llevas 9 meses tirada en un sofá, tranquila y arropada por tu manta preferida que te mantiene bien calentita, pero llega tu mejor amiga y te dice que hoy mismo subiréis el Teide.

Nada menos que 3718 metros de altura!  Y te preguntas: ¿seré capaz?

Empiezas con mucha fuerza, pero a medida que pasa el tiempo te vas cansando y necesitas parar para recuperar oxígeno y poder seguir.

– Amiga! necesito parar un momento para recuperar el aire.

– Y tu amiga responde: uy! nada de eso, que no llegamos a tiempo a la cima. Venga! Sigue caminando!

– Pufff, pues no se si llegaré a este ritmo…

Continúas el ascenso, pero cada vez estás más cansada y necesitas parar para recuperar el aire.

– Ay… no puedo, estoy muy cansada ¿Podemos parar un momento?

– No, no podemos parar si queremos llegar los primeros.

– Y ¿para qué queremos llegar los primeros?

-Venga! No te quejes tanto. Cuanto antes lleguemos antes acabamos con tu sufrimiento.

 Continúas el acenso, pero llega un momento que no puedes más, así que te paras y le dices a tu amiga:

– No puedo más. Lo siento, estoy tan cansada que no me puedo mover.

– La amiga responde: pues coge el teleférico para llegar a la cima.

En ambas situaciones llegaron a la cima, pero no es lo mismo hacerlo poco a poco y disfrutando del paisaje, que llegar por llegar, con prisas sin sentido.

Si has entendido esta historia, podrás imaginar cómo se siente un bebé durante el parto.

Piensa en tu bebé, que ha pasado 9 meses en tu interior, dentro del útero, sintiéndose seguro, tranquilo y calentito, sintiendo los latidos de tu corazón y de repente llega el día del parto y tiene que nacer!

Tu bebé empieza con mucha fuerza y ganas de nacer, pero a medida que pasa el tiempo, contracción tras contracción, se va cansando. Pero tú respiras profundamente entre cada contracción y así os relajáis, y recuperáis la energía necesaria para que ambos paséis las contracciones lo mejor posible. Y poco a poco, respetando vuestro ritmo de contracción-relajación llegáis al final del parto y tu bebé nace habiendo hecho que el camino haya sido lo más agradable posible.

Ahora piensa de esta otra forma: tu bebé ha pasado 9 meses en tu interior, dentro del útero, sintiéndose seguro, tranquilo y calentito, sintiendo los latidos de tu corazón y de repente llega el día del parto y tiene que nacer!

Tu bebé empieza con mucha fuerza y ganas de nacer, pero a medida que pasa el tiempo, contracción tras contracción, se va cansando. Para acabar cuanto antes con tu sufrimiento o dolor (seguro que te han deseado una “horita corta”), te ponen oxitocina, así tendrás más contracciones. Tú respiras profundamente entre cada contracción pero como son tan seguidas y dolorosas, te cuesta respirar, así que no consigues relajarte. No te da tiempo de oxigenarte y recuperar la energía necesaria para la siguiente contracción y tu bebé cada vez está más cansado, le llega menos oxígeno. Estás tan cansada que pides la epidural.

Una vez puesta la epidural estás más tranquila, pero tu bebé sigue en la maratón del parto (porque la epidural es para ti: es como si cogieras el teleférico a la cima y tu amiga sigue caminando), así que llega un momento que tu bebe dice: “no puedo más, estoy tan cansado que no me puedo mover”. Lo más probable es que este bebé nazca mediante un fórceps o una cesárea.

En ambas situaciones los bebés nacieron y están sanos, pero no es lo mismo hacerlo poco a poco y respetando el tiempo necesario para poder recuperarse entre contracción y contracción, que acelerar el parto, con prisas sin sentido, provocando un sufrimiento fetal innecesario.

En este video se muestran los efectos de las contracciones en la circulación fetal. Con cada contracción del útero, el flujo de la placenta, y por lo tanto la sangre oxigenada que pasa al bebé, se ve reducido. En una situación normal, en un parto, el bebé tiene reservas suficientes para sobrellevar las contracciones sin ningún problema, porque su madre se oxigena respirando profundamente entre cada una de ellas.


Cuando lo atosigamos con más contracciones de las necesarias, por ejemplo poniendo oxitocina, es cuando pueden surgir problemas. La oxitocina sintética provoca más contracciones, más intensas y más dolorosas, y  esto puede resultar agotador para tí, para tu útero y sobre todo, para tu bebé.

Acelerar el parto para acabar antes puede resultar perjudicial, así que si tu parto va bien al ritmo que marca tu útero y tu bebé, no lo atosigues con oxitocina.

Debes empatizar con tu bebé y las sensaciones que puede estar experimentando durante el parto, y aprender la importancia de tu respiración. Entre contracción y contracción debes realizar respiraciones profundas porque ayuda a que el bebé y tú os relajéis y os preparéis para la siguiente contracción. Durante las contracciones, vuestro ritmo de respiración debe acompañar al ritmo de intensidad del dolor, comenzando a respirar cada vez más rápido, a medida que aumenta el dolor y respirando cada vez más despacio a medida que disminuye.

Y ¿qué pasa con la epidural? Uno de los principales efectos de la epidural es la disminución del flujo útero-placentario, causada por la vasodilatación secundaria al bloqueo adrenérgico. Os explico, la epidural bloquea el dolor pero también las vías nerviosas simpáticas, y esto provoca una dilatación de los vasos sanguíneos, con hipotensión materna y reducción del retorno venoso. Todas estas reacciones provocan que el flujo sanguíneo que llega al útero y a la placenta sea menor, lo cual quiere decir que llega menos oxígeno al feto.

Otra consecuencia es que al estar peor oxigenado el útero, sus fibras musculares se contraen de forma menos efectiva y más caótica, por lo que las contracciones del parto son menos efectivas o incluso pueden desparecer en fases muy tempranas del parto. Si a esto sumamos la inhibición del reflejo de Ferguson por la epidural (la cabeza del feto presiona el ganglio de Frankenhauser y se estimula la producción de oxitocina) porque la mujer permanece tumbada, la dilatación del parto se ve seriamente dificultada.

Reflejo de ferguson

La presión del occipital del feto sobre la zona del ganglio de Frankenhauser (G) desencadena un reflejo (1) que, por vía hipotálamo-hipófisis, estimula la producción de oxitocina (2), que, a su vez, estimula la contracción uterina (3), a consecuencia de la cual desciende el fondo uterino (4) y se crea una fuerza impulsora que, a través del feto, estimula de nuevo el ganglio de Frankenhauser (5), cerrándose, de esta manera, un círculo.

Como conclusión y como siempre os digo, no hagamos más intervenciones de las necesarias, PACIENCIA y respetemos los ritmos de la naturaleza.

Quizás te interese:

– Administración de oxitocina sintética – El Parto es Nuestro

http://www.elpartoesnuestro.es/informacion/parto/administracion-de-oxitocina-sintetica

– La oxitocina, un arma de doble filo – El Parto es Nuestro

http://www.elpartoesnuestro.es/blog/2011/05/10/la-oxitocina-un-arma-de-doble-filo

– La epidural por Ascensión Gómez para El parto es Nuestro

http://www.elpartoesnuestro.es/informacion/parto/la-epidural

– La epidural no es inocua – El parto es Nuestro

http://www.elpartoesnuestro.es/blog/2012/09/05/la-epidural-no-es-inocua

– Epidural: riesgos y preocupaciones para la madre y el bebé – Crianza Natural

http://www.crianzanatural.com/art/art116.html

– La epidural y la biomecánica del parto – Sociedad Española de Obstetricia y ginecología

http://news.sego.es/PDF/La_epidural_y_la_biomecanica_del_parto.pdf

Anuncios

16 comentarios en “De la “horita corta” y otras historias

  1. Un verdadero placer, leer esta investigación. y me siento verdaderamente afortunada de haber traído al mundo a Luka , como pudieron hacerlo nuestras madres, abuelas…
    Madres si teneis la oportunidad no dudeis en traer al mundo a las criaturas en vuestro hogar y en la compañía de las personas mas amadas.
    Gracias por acercar a todas las personas esta nformación

  2. Me ha encantado el artículo. Y el vídeo es muy didáctico.
    A mí me indujeron el parto con oxitocina sintética. Afortunadamente no pudieron ponerme la epidural porque en la zona donde se pincha tengo una cicatriz enorme de varias operaciones de columna. No fue un parto muy largo, 8 horas más o menos y dilaté en 5 horas. Fue muy doloroso pero lo peor fue estar tres horas empujando. Al final mi nene nació con ventosa.
    Cuando salí del paritorio estaba traumatizada, por el dolor y por la situación. Dos semanas después ya no recordaba casi nada. Lo que sí recuerdo son esas contracciones, que parecía que no iban a bajar nunca de intensidad, y no tener tiempo de recuperarme entre una y otra. En ocasiones ni siquiera había terminado una cuando empezaba la otra. Mi marido fue una ayuda inestimable, ayudándome a concentrarme en la respiración y dándome ánimos. No creo que hubiera podido hacerlo sin él.
    Ahora, 10 meses después de aquello, me alegro de que no pudiesen ponerme la epidural porque el dolor era tal que yo no me hubiese negado a ella si hubiese sido posible.
    Un saludo y gracias por compartir tu sabiduría. 🙂

  3. Gracias!!! Difundamos esta información, Todos deben saberlo!
    Qué alegría que mi hijo nació libre, lúcido y disfrutando del paisaje❤
    Abrazos

  4. Muy buena la información. Soy absolutamente partidaria del parto natural y ello conlleva su evolución natural. Me encanta que se difunda toda la información posible sobre embarazos, partos y lactancia para llevarlos de una forma natural -como lo que es-. La única objeción que tengo es a la interpretación de “una horita corta”,
    Este deseo no es cosa de cuando se empezó a aplicar la oxitocina, a inducir y acelerar partos, no, este deseo es muy viejo diría que ancestral puesto que mis ancestros (tengo 57 años y he tenido la suerte de tener abuelos y abuelas centenarios) ya lo decían: “a ver si tienes la suerte de tener una horita corta”.

    Esa horita corta la podremos tener si hemos preparado todo para el parto, como controlar el peso, comer sano (que se debe hacer siempre), hacer ejercicio, caminar mucho…, en fin una serie de cosas que mi abuela, sin querer, lo seguía a rajatabla porque comía potajitos (dieta canaria), trabajaba en las Salinas y en su casa (¡cómo no!) y caminaba porque no tenían coche y lo natural era ir caminando a los sitios. Todo eso y, claro está, la no complicación por cualquier otra causa (supongo que siempre estamos hablando de partos sin complicaciones), todo eso, repito, hacía y hace que podamos tener “una horita corta” en la que tanto para la madre como para el niño el alumbramiento es menos fatigoso, menos duro.

    Siempre me ha parecido un deseo ancestral tan solidario de mujer a mujer que me duele que se le de otra interpretación. Por todo ello, por lo que ha significado a través de generaciones de mujeres paridoras, trabajadoras, valientes; por lo que tiene de recuerdo de mi abuela y de mi madre, yo reivindico y digo “ojalá que tengas una horita corta” y las personas que me conocen me habrán oido decir más de una vez que “para nacer y para morir yo, para los míos, quiero una horita corta”.

    • Te entiendo Pino, pero la intención del post no es la interpretación que tú haces. Lo que no podemos es seguir pensando que una mujer de parto está “sufriendo” y por tanto hay que acelerar ese proceso para acabar cuanto antes, porque eso repercute en la mujer, el bebé y el parto. Todo en la naturaleza tiene su tiempo y su proceso. Cuando empecemos a cambiar los conceptos, a ver a una mujer de parto que acepta un proceso natural del cuerpo y se siente apoyada, dejaremos de desear que se acabe cuanto antes y empezaremos a acompañarla y apoyarla con paciencia. Yo nunca deseo una “horita corta” porque cada mujer estará de parto el tiempo que tenga que estar, en lugar de eso le deseo “unas buenas horas”, es decir, un buen parto, un buen acompañamiento, que todo salga bien, etc

  5. HACE TRES DÍAS QUE NACIÓ MI BEBE, TUVE UN PARTO EXCELENTE, DEJÉ QUE LA NATURALEZA SIGUIERA SU CURSO, ACEPTANDO CADA CONTRACCIÓN E INTENTANDO RELAJARME CON CADA UNA DE ELLAS PARA DEJAR SALIR A MI BEBÉ. DÍ A LUZ DE FORMA NATURAL, SIN EPIDURAL, SIN VÍA Y SIN DESGARRO. EL PARTO FUE PERFECTO, Y ,NO ES QUE TUVIERA UNA HORITA CORTA, SINO QUE LLEGUÉ AL HOSPITAL JUSTO PARA EL PERIODO EXPULSIVO,NO ANTES. Y EN LOS MESES DE EMBARAZO NO HE DEJADO DE INFORMARME Y PREPARARME PARA EL PARTO Y SABER A LO QUE TE ENFRENTAS….Y QUE ERES TU, EL SUJETO ACTIVO DEL MISMO, QUE EL EMBARAZO ES UN ESTADO FISIOLÓGICO Y QUE TODA MUJER ESTÁ PREPARADA PARA PARIR .SÓLO HAY QUE ACEPTAR EL PROCESO Y DEJARSE LLEVAR POR LA NATURALEZA…..GRACIAS POR LA INFORMACIÓN , A MI ME SIRVIÓ DE MUCHO…..

  6. Hola q suerte tienen algunas de haber tenido un parto 100% natural, mi ideq era esa y cuando empecé con las contracciones un dia viernes las 4 de la mañana estaba muy emocionada, estaba con toda la ilusion de que tendria mi parto soñado sin quimicos ni nada de las cosas q nos ponen para acelerar el parto, fui al hospital para ver si me internaban pero solo tenia un cm de dilatacion, paso el.tiempo ya eran las 4. de la mañana del sabado y nuevamente fui al hospital un poco asustada por el sangrado y me internan con solo 4 cm de dilatación ya era un dia!! comprenderan mi cansancio las 6 de la tarde las contracciones ya no las aguantaba mas comence a tiritar y me bajo la presión y sentia que me iba a desmayar, me hicieron un monitoreo y los latidos de mi ignacia estaban mas bajos de lo comun y mis contracciones eran de intencidad de cuqndo estas dilatada al 10, y seguia en 4 ,el matron me conversa que tengo dos opciones o cesárea o induccion, como era mi deseo sentir parir a mi hija desidi el mal menor , en fin mi hija se estaba asfixiando con el cordon por eso los latidos bajos y mis huesos no fueron capaz de dilqtarse solos, gracias a dios mi hija nacio sana y no tuvo ninguna secuela, en verdad no le.doy a nadie esos minutos eternos en donde no escuchas el llnto de tu bebé. como moraleja creo q hay veces q la cienciq es necesaria en casos extremos y nunca debemos idealizar porque no sabemos lo que puede pasar

  7. Bueno, me ha encantado el articulo y me ha entristecido a la vez porque mis dos partos han sido por cesarea y no naturales como yo habia tanto ansiado. Tengo muy mal recuerdo del primero. Habia pasado la fecha supuesta de 10 dias y como bien manda el protocolo del hospital, y aunque todo iba bien y no habia signo alguno de sufrimiento fetal, me inducieron el parto y todo lo que vino despues fue horrible hasta acabar con cesarea de urgencia. Lo vivi muy mal y sigo recordandolo como algo terrible que no se bien si hubiera podido ser distinto en otra estructura. Lo importante es que mi hijo nacio sano y sin ningun problema pero a mi no se me olvida lo mal que lo pase y lo mal que vivi todo el proceso. Mi contracciones eran fuertes y sin pausa entre la una y la otra. Estuve casi 12 horas sufriendo para solo dilatar 3 centimetros y en esos momentos, os juro que no podia estar conectada con mi bebe.
    Desde mi humilde opinion, diria que lo mas importante es buscar una partera que os acompanye todo lo largo del proceso y hasta el final. Que sea como un guia de montanya que te explica y te ensenya las tecnicas para llegar a la cima. Pero uno ha de estar tambien preparado para los imprevistos que puedan surgir y no hay que idealizar el momento porque cada persona lo vive de una manera distinta.
    Hubiera sido genial poder dar a luz naturalmente a mis dos hijos. Sin embargo la naturaleza o el cuerpo medical no me lo han permitido. Siempre me quedara la duda de saber si hubiera podido ir todo de otra manera.

  8. Hola soy madre primeriza mi nena tiene 1añito lamentablemente el dia del parto fue para el olvido despues de tan maravilloso embarazo sin sufrimiento de contracciones. Como llevaba 40semanas me indujeron y nunca senti terrible dolor se me hizo eterno. termine con epidural y mi gorda naciendo por cesarea xq se habia enredado en el cordon.
    Leyendo este articulo me da tristeza terrible de no haber sabido antes .
    Gracias luchemos por partos humanizados.

  9. ¡Buenas!
    Por supuesto cada parto es diferente y se percibe diferente, pero hay hechos básicos comunes al cuerpo humano. Hablo desde el conocimiento médico como profesional (aunque no soy especialista en Ginecología) y desde mi sentido común como mujer.

    El término parto natural no es correcto en realidad, habría que hablar de parto de baja intervención. Esto quiere decir que sí el parto se inicia de manera espontánea, no hay factores de riesgo iniciales y va evolucionando adecuadamente, no es preciso administrar oxitocina, ni romper la bolsa. Y la epidural no la indica el profesional, es una elección única y exclusiva de la mujer.

    La oxitocina, cuando es necesaria, se administra comenzando con una dosis mínima y según la respuesta del útero se aumenta progresivamente o no.
    Las contracciones que produce son IGUALES a las que produce la oxitocina natural generada por el cuerpo humano. No duelen más ni duran más,.
    Evidentemente si una mujer tiene una contracción cada 20 minutos con eso la dilatación no avanza, y entonces hay q actuar, romper la bolsa para estimular las contracciones y si no responde entonces administrar oxitocina. Al tener las contracciones necesarias para que el parto progrese, tiene más dolor que cuando sólo tenía una cada 20 min. Pero es lógico, la dinámica normal de parto es de 1 contracción cada 5-6 minutos.

    El parto tiene varias fases.
    Durante la dilatación las contracciones actúan haciendo que el cuello se dilate, acorte y centre. Y en una primíipara eso puede durar hasta 8-10 horas.
    Cuando ya está en dilatación completa(10cm),empieza la fase de expulsivo. Entonces las contracciones junto con el pujo (esfuerzo, empuljar) de la madre deben hacer descender al bebe por el canal del parto.

    La epidural es un método seguro de analgesia aunque no exento de riesgos,como todo.
    En los primeros minutos tras administrarla puede producir hipotensión (en pocas ocasiones), pero para eso está la mujer monitorizada. Cada vez pasa menos porque los fármacos son mejores de cara al parto.
    A veces las contracciones se hacen menos efectivas y es necesario poner oxitocina. Y la epidural alarga un poco el periodo de expulsivo porque la mujer suele perder la sensación de ganas de empujar.
    Hay un tipo de epidural cada vez más usada que conserva la movilidad de las piernas y permite a la mujer estar de pie y caminar.

    El efecto de las contracciones sobre el flujo de sangre hacia el feto y su oxigenación es fisiológico, es normal. Se produce con las contracciones con y sin oxitocina, con y sin epidural. De ahí que sea preferible un parto no demasiado largo, especialmente en la fase de expulsivo ( no más de 3 horas), para que el feto no se deteriore.

    Puestas a tener información…. Creo que es bueno tener datos objetivos, para luego poder elegir, por supuesto. Yo agradezco toda la información, de muchos tipos, que pueda recibir, de muchos ámbitos.

  10. Es un post muy clarificador. Cuando leo vuestro comentarios, los de las mamás que no pudieron vivir un parto de baja intervención como le ha llamado Car… me doy cuesta de que los partos son un misterio que nunca podremos abarcar completamente.

    Me hace pensar cuando las mujeres y los médicos hablamos de un cuerpo que no dilata o un parto que no progresa y enseguida hablamos de oxitocina, epidurales, fórceps y cesáreas… siento que, aunque es evidente que para salir del trance en el ahora tengamos que usar estas herramientas, el debate debería ser qué sucede en la mujer cuando su cuerpo no se abandona y se abre, qué contexto o ambiente lo está impidiendo, que miedo inconsciente la está sujetando, qué podemos hacer para facilitarle atravesar el trance y que su cuerpo se abra sin necesidad de intervenciones químicas.

    Creo que ha de haber un trabajo emocional previo al parto de la mujer por un lado y una facilitación del ambiente, contexto y personas que le acompañan por otro.

    Dice Michel Odent, prestigioso obstetra francés que el parto es amor y no admite instrumental ni medicinas… Os dejo su artículo http://doulaporinternet.blogspot.com.es/2013/11/el-parto-es-amor-y-no-admite.html

    También os comparto un artículo que habla de las vueltas de cordón http://doulaporinternet.blogspot.com.es/2013/03/el-peligro-de-las-vueltas-de-cordon.html

    Después de toda la preparación consciente que hagamos para el esperado momento sólo queda aceptar con amor lo que suceda y aprender de la experiencia.

  11. a mí me pusieron varias horas de oxitocina con epidural a mitad del tiempo porque entraba en la semana 41, incluso con la oxitocina cuando llevaba tres o cuatro horas apenas había dilatado un dedo, creo que el médico actuó de manera correcta con este procedimiento. Estuvieron a punto de hacerme una cesárea porque no había manera de que mi hijo saliera pero finalmente en el último intento salió y es un niño sano. Me hubiera gustado un parto lo más natural posible pero creo que actuaron correctamente y hoy estoy contenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s